Mujeres apresadas con 89 tarjetas de Supérate son parte de una banda de “chiperos”

0
121

Más de un millón trescientas mil tarjetas del programa Supérate cuentan con el chip. De los casi un millón y medio de usuarios, el 87 por ciento ha cambiado sus tarjetas de banda por tarjetas con chip, según aseguró hoy el director general de la Administradora de Subsidios Sociales (ADESS), Catalino (Freddy) Correa Hiciano.

Correa Hiciano dio esta información tras el arresto ayer de tres mujeres que intentaban comprar en un supermercado ubicado en el kilómetro 13 de la Autopista Duarte con 89 tarjetas del programa.

Indicó que las mujeres arrestadas en flagrante delito forman parte de las denominadas bandas de “chiperos”, que se les estaba dando seguimiento y en las próximas horas serán sometidos a la acción de la justicia para que les impongan las sanciones correspondientes. 

El administrador de Adess  y del programa gubernamental de protección social Supérate informaron que las autoridades competentes iniciaron el proceso de investigación sobre el hecho delictivo.

En una comunicado ambas entidades indican que se reunieron con el departamento de seguridad del supermercado y que también se sumó al proceso el Departamento de Investigación de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología de la Policía nacional (Dicat).

El funcionario también explicó  que la mayoría de las tarjetas con sistema de banda están en manos de criminales, por lo que exhortó a quienes no hayan realizado el cambio a tarjetas con chip a que se acerquen a las oficinas de ADESS.

«Nos sorprendió ver cómo una persona llega a un supermercado con esa cantidad de tarjetas y las usa. El sistema está diseñado para que sea una tarjeta por persona, junto con su cédula», dijo Correa en el programa El Día de Telesistema.

Según el administrador general de ADESS, cuando ocurren situaciones de este tipo es porque el comerciante está coludido con las bandas delictivas en la mayoría de los casos.

El funcionario explicó que las tarjetas de banda son sumamente sensibles y fáciles de clonar, y que la base de datos del programa fue sustraída y vendida.

También señaló que los «chiperos» que se dedican a la clonación adquieren las tarjetas a través de Amazon y que, en muchas ocasiones cuando los casos llegan a juicio, los jueces minimizan la importancia y otorgan una garantía económica  a los delincuentes.

Destacó que las personas afectadas por estas estafas, una vez realizada la denuncia y comprobado el caso, se les reembolsa su dinero.

FUENTE: EL DÍA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí