Los programas sociales se han prestado para el clientelismo

Los programas sociales ejecutados en los últimos años han jugado su rol, aunque siempre de ma­nera muy limitada, con marcado sentido asisten­cialista y aun cuando han servido de alivio a los sec­tores más vulnerables, no han logrado afectar signifi­cativamente los niveles de pobreza.

Estos programas im­plementados sistemática­mente desde el 2004 a la fecha, así como han servi­do de ayuda a reducidos grupos poblacionales en extrema pobreza, muchos también se han prestado para prácticas clientelis­tas de políticos que buscan perpetuarse en el poder o con aspiraciones de alcan­zarlo.

En 2004, segundo pe­riodo presidencial de Leo­nel Fernández, se creó el Gabinete de Coordina­ción de Políticas Sociales (GCPS), cuya ejecutoria estuvo a cargo del vice­presidente de la Repúbli­ca, Rafael Alburquerque, quien puso en marcha el programa de ayudas con­dicionadas llamado Soli­daridad para mejorar las condiciones de vida de la población.

Una nota periodística del 2011 cita a Milagros Ortiz Bosch, exsecretaria de Edu­cación y actual directora de Ética Pública, indicando que el programa de ayudas condicionadas fue origina­rio del Gobierno de Hipólito Mejía (2000-2004), quien en un decreto dio a cono­cer la puesta en marcha de la Tarjeta de Asistencia Fa­miliar con un incentivo a las familias por enviar sus hijos a la escuela y mantener al día su vacunación.

Según Alburquerque, el programa de ayudas condi­cionadas en inicio se llamó “Comer es Primero” y luego fue bautizado como Solida­ridad.

Propósito
Solidaridad se creó para ayudar a los más pobres a salir de su condición y des­cansaba en tres ejes funda­mentales: el Sistema Único de Beneficiario (Siuben), la Administradora de Sub­sidios Sociales (ADESS) y la Red de Abastecimien­to Social (RAS). La Ofici­na Nacional de Estadísticas (ONE) registró en 2004 a 5,763 beneficiarios del pro­grama Comer es Primero. Ya para 2005, este progra­ma ya alcanzaba a 196,226 familias y se agregó el In­centivo a la Asistencia Es­colar, que en ese año llegó a 31,826.

En 2007, según la ONE, se integró la ayuda del Su­plemento Alimenticio para Envejecientes, alcanzando a 47,762 personas, mien­tras que ese año Comer es Primero registró ayuda a 313,327 y la asistencia es­colar la recibieron 90,718 familias.

Ampliación
En el periodo de gobierno 2008-2012 (tercer manda­to de Fernández), estos pro­gramas ampliaron su nivel de asistencia social inte­grando subsidios para me­dicamentos a envejecientes (que solo duró un año), con 50,672 beneficiarios, el In­centivo a la Educación Su­perior con 24,232, el Bono­gas Hogar con un alcance de 729,268 y Bonogas Cho­fer con 8,286. Otros subsi­dios como el Incentivo a la Policía Preventiva y el Bono Luz se registraron en 2009, según la ONE.

En el periodo de los ocho años de los Gobiernos de Danilo Medina (2012-2020), la vicepresidenta de la República, Margarita Ce­deño, asumió el control de las políticas sociales, cam­biando el nombre de Soli­daridad a Progresando con Solidaridad. Entre el 2013 y el 2016 se activó el Bono Es­colar Estudiando Progreso, un incentivo a las familias con estudiantes en los nive­les medios de educación.

En la rendición de cuen­tas en 2019, Progresando con Solidaridad indicó que 890,743 familias recibie­ron la ayuda de Comer es Primero, 116,296 familias con miembros en nivel bási­co de educación recibieron Incentivo a la Asistencia Es­colar y 191,273 con miem­bros se beneficiaron de Bo­no Luz.

Cambios
El nuevo Gobierno del pre­sidente Luis Abinader anun­ció un nuevo cambio en la tarjeta Solidaridad “Comer es Primero”. Esta se sustitui­rá por “Supérate”, duplican­do el monto e incluyendo capacitaciones a los benefi­ciarios, para impulsarlos a emprender o insertarlos en el mercado laboral.

Cada Gobierno llega con sus planes e ideas para de­jar en el “librito” de la histo­ria su sello personal y esta gestión no ha sido la excep­ción.

El cambio de nombre del programa social se debe a que, además de un monto económico, los adquirien­tes recibirán formación en el Instituto Nacional Téc­nico Profesional (Infotep), donde este año se iniciará con la capacitación de cien mil personas que reciben el subsidio.

SEPA MÁS
Inicio.

La directora del Progra­ma Progresando con So­lidaridad (Prosoli), Glo­ria Reyes, adelantó que el 24 de este mes de ma­yo se iniciará el cambio de cédula por tarjeta con las personas del Gran Santo Domingo.

Aumento.
Detalló que de RD$825 que recibían 850 mil personas por “Comer es Primero”, 1,350,000 percibirán RD$1,650 en “Supérate”.

Prioridad.
Para la elección de los beneficiarios de “Supé­rate”, se escogieron los que se encontraban en el programa “Quédate en Casa”, dando prioridad a las personas en pobre­za extrema o moderada.

FUENTE: LISTIN DIARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí