En un esfuerzo por resaltar la trascendental importancia del Desfibrilador Automático Implantable (DAI), la reciente noticia del fallecimiento repentino del exjugador ghanés Raphael Dwamena, quien tuvo un paso por el Levante Unión Deportiva y el Real Zaragoza, ha puesto de manifiesto la crítica función de estos dispositivos en la prevención de arritmias cardíacas mortales.

El DAI, un dispositivo similar a un marcapasos, actúa como un guardián silencioso del corazón, interviniendo para restablecer el ritmo cardíaco normal mediante descargas eléctricas en situaciones de arritmias peligrosas. Cardiólogos de renombre, incluidos representantes de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Fundación Española del Corazón (FEC), han reiterado la importancia de estos dispositivos como salvavidas, subrayando la necesidad de seguir las recomendaciones médicas.

El doctor Ignacio Lozano, presidente electo de la Sociedad Española de Cardiología y representante SEC en el Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar (CERCP), enfatiza que, aunque la cardiología no siempre puede detectar todos los eventos cardiacos, es imperativo seguir los consejos del cardiólogo en los casos identificados.

Implantación y Funcionamiento del DAI: Un Vistazo Detrás del Escenario Médico

El DAI monitorea el ritmo cardíaco, actuando como un marcapasos cuando es lento y aplicando descargas eléctricas de alto voltaje en caso de arritmias rápidas. Aconsejable para aquellos que han sufrido una parada cardiaca, pérdida de conciencia o presentan alto riesgo de arritmias, como deportistas profesionales o personas de riesgo.

Su instalación, realizada con anestesia, es relativamente sencilla, con un electrodo a través de las venas y un generador implantado superficialmente bajo la clavícula. La recuperación es rápida, permitiendo el alta poco después de la intervención.

Vivir con un DAI: Una Vida Casi Normal

Los pacientes con DAI pueden llevar una vida prácticamente normal, con revisiones médicas regulares y algunas precauciones específicas, como evitar campos magnéticos intensos, incluidos los detectores de metales. La SEC ofrece el manual “Vivir con un DAI”, proporcionando información detallada sobre el funcionamiento del dispositivo y consejos para llevar una vida plena y segura.

Esta noticia destaca la relevancia de los avances médicos, como el DAI, que no solo salvan vidas sino que también permiten a aquellos que lo llevan disfrutar de una calidad de vida sustancialmente normal. La conciencia pública sobre estos dispositivos puede ser la clave para una intervención temprana y la prevención de tragedias cardíacas.

Fuente EFE.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí