Caos en el transporte y muchos apresados en primer día del nuevo toque de queda

Grandes taponamientos, caos en el tránsito y personas apresadas, se observaron en el primer día del nuevo toque de queda adoptado por el Gobierno como medida para tratar de frenar el incremento de los casos de COVID-19.

En el kilómetro 9 de la autopista Duarte, frente a un destacamento de la Policía Nacional, donde se colocó un retén de policías y militares, se armó un taponamiento tan grande que los agentes dejaban pasar a algunos de los vehículos y a otros los paraban. No daban abasto para el trabajo. A medida que fue pasando el tiempo, los policías y militares flexibilizaron el paso de vehículos y tomaron el control de la situación.Algo que contribuyó con los taponamientos y el caos en el tránsito registrado fue el hecho de que algunas personas y/o vehículos poseen permiso o salvoconducto para transitar en horario de toque de queda y eran mostrados a los agentes, lo que tomaba tiempo y aumentaba la espera de los vehículos que estaban detrás. A las 7:00 de la noche parecía que las personas desconocían el nuevo horario del toque de queda o que habían decidido no hacer caso del mismo y fueron sorprendidos por la medida. Hubo algunos vehículos que fueron remolcados por grúas a los centros de retención de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett).