Agropecuarios vaticinan colapso del sector y crisis alimentaria

La Confederación Nacional de Productores Agropecuarios, (CONFENAGRO) solicitó este domingo al presidente Danilo Medina la creación, de urgencia y mediante decreto, de una comisión agropecuaria de alto nivel que incluya a instituciones públicas y privadas vinculadas al sector, en interés de elaborar un plan conjunto que permita enfrentar la grave crisis alimentaria que, a su juicio, vivirá el país en los próximos meses, como consecuencia del coronavirus.

Eric Rivero, presidente de CONFENAGRO, consideró catastrófica la actual realidad del campo dominicano, debido a la pérdida de canales de comercialización y la caída de la demanda de los productos en más de un 50%.

“Esta situación está provocando pérdidas totales, ya que los productos agropecuarios no se pueden almacenar por mucho tiempo. También, se ha producido una caída de los precios al productor, dificultad en el acceso a las materias primas, insumos y suministros, y complicaciones para acceder a mano de obra a tiempo, y servicios conexos a la producción, lo que se traduce en mayores costos”, explicó Rivero.

Advirtió que ante esta difícil situación es muy posible que en el país se desate en el futuro cercano una gran hambruna, “acompañada de problemas de índole social en el corto tiempo, debido a la pérdida de miles de empleos en el campo, sumado a los que se van a perder en las ciudades en los demás sectores como el comercio, mipymes, industria y turismo”.

Rivero alertó respecto a que la crisis nacional se agravará también por la imposibilidad de importar alimentos, ya que muchos países están restringiendo las exportaciones para asegurar su abastecimiento interno, y al hecho de que los alimentos esenciales ya registran alza de precios en el mercado internacional, o no aparecen.

Citó el caso de los pollos, que, según él, está presentando pérdidas por más de RD$5 mil millones al mes, debido al exceso de inventario sin saldo. También la leche, “cuyo mercado ha colapsado producto del cierre de las queserías; la carne de cerdo, cuya demanda ha caído de manera considerable”.

También, la producción de vegetales del valle de Constanza, que se quedó sin mercado; los vegetales orientales, con sus exportación deterioradas; las frutas de exportación, como piña, lechosa y mangos, que han perdido mercado; y el arroz, que presenta problemas logísticos de cosecha, entre otros.

Rivero pronosticó que las pérdidas en el valle de Constanza serían por el orden de RD$2 mil millones, y en el sector lácteo ascenderían a miles de millones de pesos. “Los productos agropecuarios son perecederos, y por tanto las millonarias pérdidas ya se están produciendo, por lo que cualquier acción debe ser tomada a tiempo”.

El presidente de CONFENAGRO insistió en que las instituciones del sector deben asumir su rol de manera urgente para que el trabajo del campo no se detenga, y puedan fluir las políticas públicas y planes que permitan a los productores no paralizar y no quebrar.

“Debemos recordar que el ministro de agricultura preside el Consejo del Banco Agrícola, el Consejo de CONALECHE, el Consejo del IAD, así como el Gabinete Agropecuario, instituciones que no deberían estar cerradas”, refirió.

Propuestas de los productores

Además de la propuesta de que se cree una comisión de alto nivel público-privada en el área agropecuaria, CONFENAGRO reclama que se detengan de manera temporal las importaciones de productos agropecuarios que compiten con la producción nacional, en especial en las licitaciones del Plan Social de la Presidencia.

De igual manera, que CONFENAGRO sea incluida en la preparación de kits alimenticios con producción nacional, en especial la deficitaria; que los productores administren el Merca Santo Domingo, el cual fue concebido para tales fines destinado a la venta de mayoristas y minoristas; y que sea instalado un mercado de minoristas en Santo Domingo, manejado por los productores.

También, elaborar un plan de promoción y consumo de la producción nacional a través de grandes incentivos a la actividad productiva, ejecutado en coordinación con los productores.

“CONFENAGRO reitera su interés en buscar soluciones, no sólo por los productores y sus familias, cuyo sustento está severamente amenazado, sino también por los consumidores dominicanos que ahora lo necesitarán más que nunca, debido al cierre de otras actividades económicas como el turismo, las mipymes y zonas francas”, concluyó Rivero.